Alimentos que debes evitar darle a tu bebé de 3 meses a 1 año

que debes darle de comer a tu bebé

Conozca los alimentos que deben evitarse en la alimentación de su bebé durante el primer año de crecimiento.

Todas la mamás primerizas han escuchado que ciertos alimentos no deben ser ingeridos por los bebés en sus primeros meses, ya sea porque pueden generar alergias alimenticias u otras reacciones contraproducentes. Por lo que aquí compartimos algunos de estos alimentos y la razón por la cual hay que esperar la etapa adecuada para presentárselos a su bebé.

Según los CDC, puede comenzar a introducir alimentos sólidos a su bebé alrededor de los 6 meses. Siempre y cuando reciban una dieta balanceada y una variedad de alimentos enriquecidos con nutrientes, la mayoría de las verduras, frutas, proteínas y granos, los cuales se pueden encontrar en distintos productos Gerber.

Sin embargo, cuando se trata de alimentos más alergénicos, es mejor introducirlos después de otros alimentos aptos para bebés. Siempre consulte a su pediatra con inquietudes. Aquí hay una lista de alimentos que debe evitar darle a su bebé durante el primer año de crecimiento.

Miel

Los bebés menores de un año no deben recibir ningún tipo de miel porque puede albergar Clostridium botulinum, que puede producir esporas botulínicas. Estas esporas secretan toxinas que pueden provocar debilidad muscular, succión deficiente, llanto débil, estreñimiento, disminución del tono muscular e incluso parálisis en bebés pequeños. El tracto intestinal de un bebé no es lo suficientemente fuerte para combatir estas esporas y toxinas.

Leche de vaca

Limítese a la leche materna o fórmula hasta el primer año de su hijo. Un niño menor de un año no puede digerir las enzimas y proteínas de la leche de vaca, y ciertos minerales que contiene pueden dañar los riñones de su bebé. Además, a diferencia de la leche materna o la fórmula, la leche de vaca no proporciona todos los nutrientes adecuados para un bebé en crecimiento.

alimentos para bebé

Claras de huevo

No alimente con productos de huevo a un niño menor de un año, para evitar una reacción alérgica o alergias en el futuro. Si bien las proteínas de las yemas de huevo rara vez son una fuente de alérgenos, las proteínas de las claras de huevo pueden causar reacciones alérgicas. A la edad de cinco años, un niño normalmente supera la posibilidad de una reacción alérgica a las claras de huevo.

Cítricos

Evite alimentar a su bebé con frutas y jugos cítricos durante los primeros meses. Estos alimentos tienen un alto contenido de vitamina C y ácido, lo que puede causar malestar estomacal y/o reflujo ácido en su bebé. Recuerde, su sistema digestivo aún se está desarrollando.

Mariscos

Otro alérgeno potencial para los bebés son los mariscos. Hable con su pediatra antes de alimentar a su bebé con pescado deshuesado, incluso atún. No le dé ningún tipo de marisco (como camarones, almejas, pez espada, caballa o carne de cangrejo) a su bebé hasta que se haya hablado de ello.

Trigo

Debido a los alérgenos del trigo, es mejor esperar hasta que su bebé tenga uno, dos o incluso tres años antes de introducirlo en su dieta. Si ha consultado con su pediatra y está seguro de que su bebé no ha tenido una reacción alérgica al arroz, la avena o la cebada, puede intentar introducir el trigo a la edad de ocho o nueve meses.

Mantequilla de maní

Anteriormente, los expertos creían que la introducción de mantequilla de maní o cualquier tipo de producto de nueces a una edad temprana podría provocar alergias a las nueces. Los tiempos han cambiado y muchos pediatras recomiendan la introducción de la mantequilla de maní a los niños entre 6 y 8 meses después de haber probado algunos alimentos sólidos sin problemas.

La AAP recomienda hablar con su pediatra sobre la introducción de productos de nueces a su bebé, una vez que esté comiendo alimentos sólidos. Si su bebé no tiene alergias alimentarias ni factores de riesgo, su médico probablemente le recomendará que le de una capa delgada de mantequilla de maní cremosa (no gruesa) sobre una galleta salada o pan, o alimentos que contengan mantequilla de maní.

Los productos Gerber ofrecen opciones, desde cereales y papillas, hasta jugos y sopas, que se adecuan a las diferentes etapas de su bebé. Usted puede adquirir estos productos para iniciar la alimentación complementaria de su bebé en su sucursal más cercana de Farmacias San Pablo.

Te puede interesar: Remedios caseros para la gripe.

Artículos recomendados