Sabores únicos en los postres italianos

Postres italianos: Panna cotta con frutos rojos

Después de haber disfrutado de un delicioso platillo de comida italiana en casa al haber ordenado a domicilio ¿Qué tal te caería un postre? Para ayudarte a ir un paso adelante, la próxima vez que pidas comida italiana a domicilio, ya sabrás con qué finalizar tu comida. Hoy conocerás algunos de los mejores y más populares postres italianos.

La mesa italiana da la bienvenida a una gran cantidad de dulces deseables que sirven como el complemento perfecto para los sabrosos sabores de la comida anterior. Pero Italia, como sabemos, es un país enorme con muchas regiones diferentes. Es más, muchos postres se han desviado de las recetas originales desde que los italoamericanos comenzaron a modificar sus preparaciones durante el siglo pasado.

Pasteles ricos, bocados pequeños, brebajes cremosos y dulces deliciosos: aquí hay una selección de cinco de los postres italianos más famosos.

Postres italianos: Cannoli de chocolate con pistache

Postres italianos más famosos

Cannoli

No hay otro lugar en el que podamos comenzar esta lista que con el pilar de la caja de pastelería italiana, el cannoli.

Originario de la isla de Sicilia. Se llama así por las cañas de río que se usaron para dar forma a la masa. El cannoli italiano que, como muchos postres italianos, lleva una mezcla cremosa de ricotta, un edulcorante como el azúcar o la miel. Además, según la región, crema de chocolate, chocolates, frutas confitadas, almendras picadas o pistaches. La verdadera forma de cannoli en su simplicidad: es una cáscara de masa frita y el relleno cremoso. 

Sfogliatella

Una de las muchas recetas dulces tradicionales de Nápoles. Es un hojaldre fino con capas de una cáscara crujiente y arrugada. A esta masa de postre a menudo se le conoce con el sobrenombre marinero de “colas de langosta” porque su similar forma. En cambio, el principal atractivo de sfogliatelle es cómo la cáscara crujiente da paso a la ricota dulce con un bocado rápido de los cítricos confitados. 

Postres italianos: Sfogliatelle

Panna cotta

Literalmente traducida como “crema cocida”, es un plato de pudín suave con una receta original que es tan simple como parece: crema integral, azúcar, vainilla y gelatina. Es uno de los postres italianos que van refrigerados; sedoso, suave y cremoso con su característico bamboleo suave. La versión más famosa, suele ir acompañada de un biscotti de avellanas o una guarnición de coulis de frutos rojos. Se sabe que otras partes de Italia dan sabor a la panna cotta con ron o vino dulce de Marsala.

Tartufo

A Tartufo se le suele llamar “El rey del helado”, y ese apodo no se obtiene por ser simplemente un helado con cáscara. Este postre italiano, originario de Pizzo, Calabria, por lo general presenta dos o más sabores de gelato (generalmente vainilla y chocolate), cubierto por una cáscara de chocolate. En las preparaciones se han utilizado otras frutas como la frambuesa y la fresa en la receta. 

Postres italianos: Tartufo

Tiramisú

En muchos restaurantes, este es uno de los postres italianos más conocidos a nivel mundial. Está cubierto con savoiardi empapado en café. A su vez, intercala con una rica crema compuesta de queso mascarpone, huevos, azúcar y quizás una gota de licor para darle un toque extra. Este postre suave y terso cuenta con algunos de los sabores más robustos y progresistas de los postres italianos. En cuanto a los bocados finales, es tan opulento como los postres. Su creación fue en las regiones del norte de Italia, sobre todo en Terviso en un restaurante llamado “Le Beccherie”, cuyo propietario afirmó haber inventado el plato en la década de 1960 como un final afrodisíaco de una comida italiana. 

Artículos recomendados