Remedios para el dolor de oído

Puedes pensar en el dolor de oído como algo que solo padecen los niños por que las infecciones de oído son menos comunes en niños y adultos, pero aún pueden ocurrir.

Las infecciones de oído a menudo desaparecen por sí solas y no necesitan atención médica. Hay cosas que puedes intentar para aliviar el dolor de oído en casa.

Cuidados para aliviar el dolor de oído

Si tienes dolor de oído, es una buena idea hablar con tu médico al respecto.

Hay poca investigación para decir si la atención domiciliaria funciona o no, pero la mayoría de los médicos están de acuerdo en que estos tratamientos son seguros para probar usted mismo:

1-Una compresa fría o tibia. Remoja un paño en agua fría o tibia, escúrrelo y luego colócalo sobre la oreja que le molesta. Prueba ambas temperaturas para ver si una te ayuda más que la otra.

2-Una almohadilla térmica: coloca tu oído adolorido sobre una almohadilla térmica tibia, no caliente.

3-Gotas para los oídos de venta libre con analgésicos. Si ayudan en algo, es solo brevemente. No debes usar estas gotas si tu tímpano tiene un desgarro o un agujero, así que consulta primero con tu médico.

4-Analgésico. El acetaminofén, el ibuprofeno o el naproxeno a menudo pueden aliviar el dolor. Pregúntale a tu médico cuál es el adecuado para ti.

5-Anestesico local. Puedes utilizar un anestésico local como la benzocaína ótica en Aurax tabletas, para aliviar el dolor

5-Goma de masticar. Si estás en un avión o conduces a gran altura y tu dolor de oído se debe al cambio en la presión del aire, mastica un poco de chicle. Puede ayudar a reducir esa presión y aliviar tus síntomas.

6-Duerme erguido. Si bien puede sonar extraño, descansar o dormir sentado en lugar de acostado puede estimular el drenaje de líquido en el oído. Esto podría aliviar la presión y el dolor en el oído medio. Apóyate en la cama con una pila de almohadas o duerme en un sillón un poco reclinado.

Hombre tomando medicamentos para dolor de oído

 

Cuándo llamar a un médico

El dolor de oído a menudo mejora en 2 o 3 días por sí solo o con atención domiciliaria. A menudo, todo lo que necesitas hacer es tomar un analgésico y estar alerta a los síntomas que empeoran. Dicho esto, es importante saber cuándo tu malestar podría ser un signo de algo más grave.

Llama a tu médico si:

  • Observas que sale líquido (como pus o sangre) del oído.
  • Tienes fiebre alta, dolor de cabeza o mareos.
  • Crees que hay un objeto atascado en tu oído.
  • Observas hinchazón detrás de la oreja, especialmente si ese lado de la cara se siente débil o no puede mover los
  • músculos allí.
  • Has tenido dolor de oído severo y de repente se detiene (lo que podría significar una ruptura del tímpano).
  • Tus síntomas no mejoran (o empeoran) en 24 a 48 horas.

Esperamos que esta información sobre el dolor de odio y sus remedios te sea muy útil.

También te puede interesar: Cómo eliminar el acné de la frente

Artículos recomendados