Como cuidar tu frecuencia cardiaca

mide tu frecuencia cardiaca

Cuando el corazón bombean la frecuencia cardiaca, no fluye tanta sangre hacia las arterias, lo que puede disminuir la presión arterial.

La frecuencia cardíaca alta y la presión cardíaca baja es probablemente una indicación de fibrilación auricular, o un latido cardíaco irregular dentro de las cámaras superiores del corazón.

Con el aumento de la frecuencia cardíaca de las aurículas, los ventrículos o las cavidades inferiores del corazón no pueden llenarse completamente de sangre.

Cuando el corazón bombea, no fluye tanta sangre hacia las arterias, lo que puede disminuir la presión arterial.

A continuación vamos a comentarte las diferencias entre la frecuencia cardíaca alta y la presión cardíaca baja para que puedas diferenciar si en un caso concreto, se necesitaría o no la atención médica urgente.

Pero recuerda que ante cualquier síntoma que consideres anormal en tu organismo, no debes esperar a que se te pase. Tendrás que ir al médico para que evalúe tu estado de salud lo antes posible.

Síntomas a tener en cuenta

Además de una disminución en la presión arterial y un aumento en la frecuencia cardíaca, también puede comenzar a experimentar dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esto también puede ir acompañado de latidos cardíacos irregulares, así como debilidad, aturdimiento y confusión.

La fabricación auricular

La fibrilación auricular se desarrolla con mayor frecuencia como resultado de anormalidades o daños a la estructura del corazón.

Tanto las anormalidades como el daño a la estructura de este órgano pueden afectar las señales eléctricas que le dicen al corazón que lata.

Si no se trata, la fibrilación auricular puede debilitar los músculos del corazón hasta el punto de fallo.

En esta situación, el corazón ya no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades actuales del cuerpo.

Los latidos cardíacos anormales o caóticos asociados con esta afección también pueden provocar la formación de coágulos sanguíneos.

Los coágulos que se desprenden del corazón pueden llegar al cerebro y bloquear el flujo sanguíneo, causando un derrame cerebral.

como medir la frecuencia cardiaca

Tratamiento

La cardioversión es un método que utiliza descargas eléctricas o medicamentos recetados para restablecer el ritmo no olvides de tus vitaminas. A menudo, esto se sigue con otro medicamento para evitar el retorno de los latidos auriculares anormales o caóticos.

La cardioversión es un método que utiliza descargas eléctricas o medicamentos recetados para restablecer el ritmo.

Si este curso de tratamiento no mejora la condición, el médico puede recomendar un procedimiento para reparar el tejido que causa las señales eléctricas inadecuadas.

La ablación elimina el tejido dañado que interrumpe las señales eléctricas responsables de los latidos del corazón, mientras que los procedimientos de laberinto crean tejido cicatricial estratégico para redirigir estas señales eléctricas para devolver los latidos rítmicos del corazón.

Como prevenirlo

Practica deporte

En contra del falso mito que dice que si padeces insuficiencia cardíaca no debes hacer ejercicio, los especialistas recomiendan practicar deporte de forma frecuente para mejorar el flujo sanguíneo.

La Asociación Americana del Corazón recomienda practicar al menos dos horas y media de deporte a la semana. Eso sí, procura siempre controlar el ritmo y ¡no hagas sobreesfuerzos!

Controla tu alimentación

reducir la cantidad de sal, de grasas y de alcohol es una parte fundamental de los cuidados recomendados para las personas afectadas con insuficiencia cardíaca. Recuerda que somos los que comemos y las grasas, el alcohol y la sal no te benefician en absoluto.

Es importante los cudiados de tu cuerpo pues nos ayudarán a sentirnos mejor para continuar con nuestras actividades. Procura tener todo lo necesario en casa para poder lograrlo un glucómetro en tu botiquín estaría perfecto para medir los niveles de sangre.

No fumes

Los residuos del tabaco contribuyen a que las arterias se estrechen y por tanto, dificultan el flujo sanguíneo contribuyendo a empeorar tu enfermedad.

Controla las enfermedades relacionadas que pueden empeorar tu situación: como la diabetes, el colesterol o la obesidad.

Permanece atento a los cambios de peso

ya que pueden indicar que estás reteniendo líquidos, un síntoma común de la insuficiencia cardiaca. Así pues, controla tu peso siguiendo una dieta saludable de forma regular.

Conoce tu cuerpo

Como norma general, si padeces insuficiencia cardíaca, es recomendable permanecer atento a los cambios en tu frecuencia cardíaca, así como tomarte la tensión con regularidad para detectar con antelación los posibles cambios que puedan alertarte de un episodio de insuficiencia cardíaca.

La mejor forma de controlar la enfermedad es conocerte a ti mismo y anticiparte cuando veas que tu corazón se descontrola.

Artículos recomendados