Los peligros de las pastillas bronceadoras

peligros de las pastillas bronceadoras

Son muchos los que piensan todo el año en disfrutar de los rayos de sol y en broncearse para poder presumir de moreno.

Sin embargo, tomar el sol trae consigo una serie de rutinas que es muy importante seguir para poder lucir un bronceado perfecto que se prolongue durante el máximo tiempo posible y, sobre todo, para procurar que la piel no sufra consecuencias negativas.

Hay que exfoliar la piel

Preparar la piel para el sol con un exfoliante corporal, procura mantener una dieta adecuada, cuidar los niveles de hidratación de la piel, evitar estar durante un tiempo demasiado prolongado expuestos al sol y, principalmente, utilizar protección solar son algunos de los hábitos que tenemos que incorporar a la hora de broncearnos.

Estimula el bronceado

Además también es posible recurrir a toda una gama de productos que nos pueden servir para emular el bronceado como el maquillaje en polvo, los autobronceadores o las toallitas bronceadoras. Es en este contexto donde entran en juego las, cada vez más de moda, pastillas bronceadoras.

Se trata de unos comprimidos que ayudan a protegernos del sol y a adquirir un bronceado perfecto.

Ofrecen, a grandes rasgos, los mismos beneficios que las cremas, lociones y aceites bronceadores que sirven para conseguir intensificar un moreno lo más natural posible y que comercializan marcas como Mercadona, Inneov, Oenobiol y Heliocare.

Se engloban dentro del ámbito de la nutricosmética, que a su vez hace referencia a toda una gama de productos alimenticios que buscan complementar la dieta diaria de una persona a través de fuentes concentradas de nutrientes y conseguir beneficios estéticos.

La importancia de las vitaminas

Se consideran alimentos pertenecientes a la nutricosmética las vitaminas A, D, E, K, B así como una serie de minerales, ácidos grasos, antioxidantes, polifenoles y extractos de plantas.

En definitiva lo que la nutricosmética busca es aportar nutrientes que sirvan al cuerpo. Por ejemplo, combatir la aparición de arrugas y líneas de expresión, frenar la flacidez, mantener la piel con un aspecto idóneo y reforzar el cabello o las uñas, entre otros.

COMPONENTES DE LAS PASTILLAS BRONCEADORAS

Las pastillas para el bronceado contienen una serie de elementos que, tal y como podemos deducir. Hacen que se consideren como un tratamiento más dentro de la nutricosmética.

Gracias a su alto contenido en vitaminas, pigmentos como el licopeno y antioxidantes como el betacaroteno. Estos comprimidos ayudan a motivar el moreno de la piel así como a prolongar el bronceado. Son precisamente estas vitaminas las que motivan la producción de melanina, la encargada de llevar a cabo este proceso de coloración de la piel.

pastillas bronceadoras

Vitamina E

Más concretamente, la vitamina que incluyen estos productos es vitamina E, la cual actúa como antioxidante y que se encuentra en una gran cantidad de alimentos como el brócoli, las espinacas, la soja, la yema de huevo e incluso en frutos secos como avellanas, almendras y nueces.

Estos alimentos están considerados dentro de la dieta del moreno, una dieta muy recomendable si quieres potenciar tu bronceado como las pastillas bronceadoras.

Licopeno

Por otro lado, el licopeno es el pigmento responsable del color rojo de muchas verduras y frutas como el tomate o la sandía y el betacaroteno es una sustancia que se transforma en vitamina A y que tiene propiedades antioxidantes.

Esta última también está presente en alimentos como las espinacas, la zanahoria, el tomate, las acelgas, los nísperos o la calabaza.

Melanina

Por ello, para los que prefieren apostar por los tratamientos naturales. Una buena opción es procurar ingerir alimentos ricos en vitaminas E, A, C y B5 que son las que potencian la pigmentación de la melanina.

Ayuda a producir melanina

Como señalábamos, una de las propiedades de este tratamiento es que ayuda a la piel a producir melanina. Un pigmento que determina el color de la misma.

Cuando nos bronceamos se forma una capa sobre la melanina, que es la que se percibe y da color al bronceado. Con el tiempo las células acaban perdiendo esta capa, razón por la que nunca se consigue por medio de la exposición al sol un moreno permanente.

Antes de la exposición directa al sol

Finalmente, recordar que los fabricantes de este tipo de pastillas bronceadoras recomiendan que se empiecen a tomar con un mes antes de la exposición solar y también durante y después de la misma para conseguir los resultados esperados además de especificar que el uso de los protectores solares habituales no debe interrumpirse o sustituirse.

Recuerda que el sol puede causar daños severos a tu piel es por eso que siempre debes cuidarte con un buen protector solar el cual se encargará de cuidar de tu piel para que no se dañe y mucho menos te de una enfermedad.

No es algo instantáneo las pastillas bronceadoras

Y es que, en definitiva, y al contrario de lo que predican muchos productos, estos tratamientos no sirven para ponernos morenos de forma instantánea. Sin sol, se convierten en un complemento alimenticio más cuyo uso y cantidades no están, de momento, respaldadas por los estudios científicos suficientes.

Artículos recomendados