Heridas crónicas: acelerar la curación

limpiar heridas

El autocuidado óptimo para pacientes con heridas crónicas incluye cambios de apósitos, buena nutrición y reconocimiento de los signos de advertencia de infección.

Las heridas crónicas no suelen ser algo en lo que la mayoría de la gente piense. Si hay una rotura en la piel o en el tejido profundo, la naturaleza se hace cargo y nuestros cuerpos comienzan el proceso de curación.

Sin embargo, para algunos adultos, especialmente aquellos que son mayores o que manejan problemas de salud, la cicatrización de estas, particularmente si la herida es crónica, no es tan fácil, pues tienen que utilizar medicamento Aurax, o incluso es necesario que los revise frecuentemente un especialista.

Las heridas crónicas son comunes

Cada año, más de 6 millones de personas se ven afectadas por heridas crónicas, como lesiones por presión y úlceras en los pies. A diferencia de las heridas agudas de una incisión quirúrgica o una lesión, las heridas crónicas a menudo ocurren en personas con condiciones como inmovilidad o diabetes.

heridas crónicas

Este tipo de heridas no necesariamente muestran signos de curación dentro de los 30 días. Si las heridas no cicatrizan correctamente, pueden provocar complicaciones muy graves.

Debido a las complicaciones asociadas, las heridas crónicas ejercen una presión financiera significativa sobre el sistema de salud.

Esto, más los inconvenientes y los contratiempos de las personas que padecen daños crónicas, hace que sea fundamental que los proveedores de atención médica ayuden a los pacientes a reducir el riesgo de complicaciones de la herida.

Factores de riesgo de heridas crónicas

Algunos de los factores que ponen a una persona en mayor riesgo de sufrir heridas crónicas incluyen los siguientes:

-Mayor edad

-Hipertensión

-Nutrición pobre

-Enfermedad pulmonar crónica

-Diabetes

-Obesidad

El autocuidado puede marcar la diferencia en el cuidado de heridas crónicas

Soy un científico de la nutrición e investigador en una empresa de atención médica global que produce terapias nutricionales respaldadas por la ciencia. Me he especializado en la cicatrización durante más de dos décadas.

Asegurar el cuidado y los apósitos adecuados para las heridas

Para garantizar que la atención continúe mucho tiempo después de una hospitalización o visita a la clínica, los médicos deben hablar con los pacientes sobre los pasos apropiados para limpiar la herida y tener una salud eficaz.

Esto ayudará a evitar que los gérmenes entren en contacto con la herida mientras absorben el líquido que drena del sitio y que podría dañar la piel que lo rodea.

Si bien los mejores métodos de vendaje dependerán del tipo específico de herida de la persona, existen pasos generales que los pacientes y los cuidadores deben familiarizarse con el manejo en el hogar.

Éstos incluyen:

-Limpiar la herida cada vez que se cambia el apósito

-Aplicando un apósito fresco, y posiblemente usando una media de compresión o un vendaje para ayudar a mejorar la circulación sanguínea y promover la curación.

heridias

Carlos Burgos Reyes

Con más de 8 años de experiencia en el sector laboral. Creador de contenido para el sector salud y bienestar. Compartiendo información sobre medicamentos y contenido de salud.

Puedes conocer más sobre mi contenido y otras publicaciones a través de mi cuenta de Linkedin.

Artículos recomendados