Consejos para reducir el insomnio

insomnio y sus problemas

Tienes problemas con el insomnio y no sabes como solucionarlo, no te preocupes aquí te comparto algunos consejos que puedes llevar a cabo para terminar con ese problema.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio (también llamado trastorno de insomnio) es un problema común del sueño que puede afectar su calidad de vida.

Las personas con insomnio tienen dificultad para conciliar el sueño o dormir sin interrupciones. Pueden despertarse durante la noche o muy temprano en la mañana siguiente.

Un problema para dormir de corto plazo suele estar relacionado con un estrés breve. El insomnio de corto plazo puede durar desde días hasta semanas. Pero suele mejorar en menos de un mes.

Un problema para dormir crónico es continuo. Esto se llama insomnio crónico. Suele ser síntoma de otro problema de salud, como depresión o dolor crónico. El insomnio crónico es menos común que los problemas para dormir de corto plazo.

¿Qué causa el insomnio?

El insomnio puede estar causado por:

Estrés. El estrés puede estar causado por miedo a un evento único, por ejemplo, a pronunciar un discurso. O bien, podrías tener estrés continuo, como preocuparte por el trabajo o la escuela.

Depresión, ansiedad, y otras afecciones mentales y emocionales.

Malos hábitos de dormir, como ver la televisión en la cama o no tener un horario regular para irte a dormir.

Cambios en sus hábitos de sueño o en su entorno. Esto se refiere también a cambios que ocurran donde usted duerme, por ejemplo, ruido, luz o dormir en una cama diferente.

Otros problemas de salud, como dolor, problemas respiratorios y síndrome de las piernas inquietas.

Estimulantes, como el tabaco y la cafeína, así como ciertos medicamentos, el alcohol y las drogas.

Falta de ejercicio en forma regular.

insomnio como evitarlo

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del insomnio son diferentes para cada persona. Las personas con insomnio pueden:

Tener dificultades para conciliar el sueño. Esto puede significar estar despierto en la cama durante una hora o más tiempo, dando vueltas mientras espera dormirse.

Despertarse durante la noche y tener problemas para volverse a dormir.

Despertarse demasiado temprano en la mañana.

Sentirse cansadas al levantarse como si no hubieran dormido lo suficiente durante la noche.

Sentirse malhumoradas, somnolientas o ansiosas, y no poder hacer las tareas durante el día.

Tener dificultad para prestar atención, concentrarse en tareas o acordarse de hacer cosas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento del insomnio se basa en la razón por la cual no puedas dormir bien. Si tienes un problema médico, como dolor crónico, o un problema emocional, como estrés, tratar ese problema podría ayudarlo a dormir mejor.

También podrías dormir mejor si hace algunos cambios pequeños. Podría ayudarte:

-Acostarse a la misma hora todos los días.

-Levantarse a la misma hora todos los días.

-Evitar la cafeína y el alcohol durante varias horas antes de acostarse.

-Hacer ejercicio con regularidad. Determine qué hora del día le funciona mejor de acuerdo a sus hábitos de sueño.

-Evitar siestas durante el día.

-Algunas personas podrían necesitar medicamentos por un tiempo como ayuda para conciliar el sueño. Los médicos frecuentemente recetan medicamentos durante un tiempo corto si otro tratamiento da resultado.

Los medicamentos funcionan mejor como tratamiento de corto plazo, combinados con cambios en el estilo de vida y de conducta. Recuerda localizar una farmacia con consultorio cerca de tu domicilio para que puedas acudir en caso de que lo llegues a necesitar.

A dormir

Habla con tu médico de tus problemas para dormir y de cualquier otra inquietud de salud que pudieras tener.

Esto es importante, pues la falta de sueño puede provocar depresión, accidentes, problemas laborales, maritales y sociales, beber más de lo acostumbrado y mala salud. El tratamiento podría ayudarte a evitar esos problemas y a sentirte mejor.

Artículos recomendados