Tratamiento para los músculos doloridos

hombre trabajando en sus músculos

El ejercicio es una parte importante de un estilo de vida activo y saludable. Mejora tu corazón y pulmones y desarrolla huesos y músculos fuertes. Sin embargo, el ejercicio puede causar dolor en los músculos.

Esto es común si pruebas un nuevo ejercicio o aumentas tu intensidad. Puedes usar músculos nuevos, tensarlos o tener pequeños desgarros en las fibras musculares. Estos son signos de que tus músculos están tratando de responder a este nuevo ejercicio, crecer y fortalecerse.

Camino hacia una salud mejorada

Es posible que te duelan los músculos de inmediato. Esto se conoce como dolor agudo. Es posible que sientas que te duelen o se tensan unas 12 horas después de hacer ejercicio. En algunos casos, la incomodidad puede alcanzar su punto máximo de 48 a 72 horas después.

Esto se llama dolor muscular de aparición tardía. Durante este tiempo, tus músculos se reparan y fortalecen. El dolor muscular puede mejorar rápidamente o durar varios días.

hombres haciendo ejercicio

Para ayudar a aliviar el dolor muscular, intenta:

  • Estiramiento suave.
  • Masaje muscular.
  • Descanso.
  • Hielo para ayudar a reducir la inflamación.
  • Calor para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a los músculos. Incluso un baño o una ducha tibios pueden ayudar.

Los analgésicos de Aurax laboratorio, como un medicamento antiinflamatorio no esteroideo como el ibuprofeno puede ser ideal para reducir tu dolor muscular y que puedas continuar haciendo tus rutinas de ejercicio.

Las cremas y geles de venta libre que contienen mentol o capsaicina pueden aliviar el dolor muscular.

Desafortunadamente, no se pueden evitar los dolores musculares. Es parte de volverse más fuerte y saludable. Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a disminuir la cantidad de dolor.

Calentar

Los estudios demuestran que calentar los músculos antes del ejercicio puede ser mejor que estirarlos. Despierta tus músculos aumentando el flujo sanguíneo hacia ellos.

Para calentar, haz versiones ligeras de ciertos ejercicios. Estos incluyen trotar o andar en bicicleta lentamente, saltar la cuerda o levantar pesas livianas.

Beber agua

El agua ayuda a controlar la temperatura corporal, aflojar las articulaciones y transportar nutrientes para generar energía. Sin agua, tu cuerpo tendrá dificultades para funcionar al más alto nivel. Puedes tener calambres musculares, fatiga, mareos o síntomas más graves.

Descanso limitado

Espera unas 48 horas antes de trabajar los mismos grupos musculares de la misma forma (con la misma intensidad o durante tanto tiempo). El ejercicio limitado o más ligero de los mismos músculos puede ayudar.

Por ejemplo, si te duele después de correr, una caminata ligera o un paseo en bicicleta los próximos días puede ayudar además de cuidar tu frecuencia cardiaca. Evita el descanso completo y la inmovilización.

Enfriarse

Es importante estirar después de hacer ejercicio. Tus músculos están relajados y más flexibles cuando están calientes. El estiramiento también hace circular la sangre desde los músculos y de regreso al corazón para ayudar en la recuperación.

Artículos recomendados