Maneras de cocinar hamburguesas

Cómo cocinar hamburguesas al carbón con queso

Los mexicanos comen alrededor de 8 mil millones de hamburguesas al año. Al tener estos datos, es muy común comprarlas hechas o hacerlas en casa. Es por lo que en esta ocasión exploraremos diferentes técnicas para cocinar hamburguesas desde casa.

Y si tu antojo por una hamburguesa jugosa echa con ingredientes frescos es muy grande. Te sugerimos ordenar hamburguesas a domicilio cerca de mi, para encontrar la mejor hamburguesa sin que sea de comida rápida. Ordenar tu comida preferida desde la comodidad de tu hogar es una opción bastante versátil para encontrar alimentos de excelente calidad.

Ahora bien, si quieres conocer las maneras que existen para cocinar hamburguesas. Comienza siempre con ingredientes frescos y de la mejor calidad, luego elige uno de nuestros 4 métodos de cocción favoritos a continuación, para cocinar hamburguesas perfectas en todo momento. Aquí encontrarás lo que necesitas saber.

Técnicas para cocinar hamburguesas

Hamburguesa Frita

Freír en una sartén es un excelente método para cocinar hamburguesas con un tiempo mínimo y al mismo tiempo lograr el máximo sabor. Una sartén súper caliente permite que la carne desarrolle rápidamente una corteza exterior sabrosa sin cocinar demasiado el interior, manteniendo el centro jugoso.

Usa una sartén, lo suficientemente grande para contener todas tus hamburguesas sin amontonarse y una espátula ancha para voltear suavemente. Se recomienda usar una pantalla de salpicaduras, pero no es obligatoria.

Precalienta una sartén seca a fuego máximo hasta que esté humeando. La hamburguesa debe hacer un sonido de chisporroteo agudo cuando golpee la superficie. Deja que la hamburguesa se dore bien sin pinchar, empujar o aplastar. Cuando esté lista, la hamburguesa debe girarse suavemente, solo una vez. Una vez alcanzada la temperatura deseada, retire con cuidado la hamburguesa y déjela reposar durante 5 minutos, justo en el bollo inferior. La humedad se redistribuirá uniformemente por toda la hamburguesa y, si pierde jugo, el pan lo absorberá.

Hamburguesa preparada con verduras

Hamburguesa aplastada

Al aplastar una bola de carne molida en la plancha humeante, se obtiene una corteza completamente caramelizada en toda la superficie. Para cocinar hamburguesas aplastadas clásicas en casa, necesita una plancha de hierro fundido u otra plancha resistente o una sartén extra grande y una espátula rígida, preferiblemente con una superficie sólida, no con listones.

La superficie de la sartén debe estar casi humeante y las gotas de agua deben bailar en la superficie. Forma con cuidado bolas de carne molida sazonada del tamaño de una pelota de golf. Coloca las bolas suavemente en la sartén dejando suficiente espacio entre ellas. Cocine por un minuto, luego voltee las bolas y aplaste firme y uniformemente con su espátula para crear hamburguesas muy finas. Cocina por otro minuto y luego voltea nuevamente. Para llenar de grasas saludables tu hamburguesa, te recomendamos agregarle aguacate.

Hamburguesa al vapor

Todo lo que necesitas para cocinar hamburguesas suaves al vapor en casa es una plancha de hierro fundido o una sartén ancha y poco profunda y una espátula.

Precalienta tu plancha a fuego medio-alto. Coloca las bolas de carne molida sazonada en la plancha y aplasta con la espátula. Coloca una pila generosa de cebolla cruda en rodajas finas encima. Cocina durante aproximadamente un minuto, según el tamaño. Dale la vuelta con cuidado a la hamburguesa sobre las cebollas. Ahora es el momento de agregar una rebanada de queso si lo deseas.

Apile los bollos encima de la hamburguesa, primero el bollo superior y luego el bollo inferior. Esto atrapa el vapor, lo que permite que la hamburguesa se cocine y ablanda el pan. El resultado es una hamburguesa que, a pesar de estar completamente cocida, es suave, húmeda y fragante con cebolla, en un bollo suave como una almohada.

Hamburguesa a la brasa

Una hamburguesa a la parrilla es un alimento básico en las reuniones de canita asada. Con un poco de práctica, las hamburguesas a la parrilla perfectas pueden ser tuyas.

Además de la parrilla en sí, necesitarás carbón vegetal, aceite vegetal para engrasar la parrilla y una espátula de metal.

Empieza siempre con rejillas limpias. Precalienta a fuego alto y engrasa las rejillas con una toalla de papel doblada sujeta con pinzas. Una buena manera de medir si tu parrilla está lista es sostener la palma de su mano a unas 6 pulgadas por encima de la parrilla de cocción; si puede soportarla por no más de 2 segundos, está a fuego alto.

Los jugos de su hamburguesa terminarán en las brasas, no en la hamburguesa. El exceso de grasa goteará durante la cocción y puede provocar brotes. Cubrir la parrilla con la tapa por un segundo o usar una botella de agua con atomizador ayudará.

Artículos recomendados